Aumentan casos de COVID-19 en el inicio del año escolar en Florida.

Los temores de que el rápido aumento de las infecciones de coronavirus pudiera forzar el cierre de aulas en Florida ya no es solo una teoría: miles de niños están siendo enviados de regreso a casa, apenas días después de comienzo del curso escolar. 

 Los estudiantes comenzaron el año escolar en el condado de Palm Beach el 10 de agosto con una política que permitió, por decisión de los padres, que más de 10 mil niños asistiesen a clases sin cubre bocas. Pero la junta revirtió la medida tras examinar los números: tras apenas una semana, 734 estudiantes y 112 empleados dieron positivo a COVID-19 y más de 1.700 estudiantes fueron enviados a sus casas, dijo el superintendente interino Michael Burke. 

 Hillsborough, que también inicio las clases la semana pasada, cambió su política en una reunión de emergencia el miércoles tras confirmar 2.058 casos y enviar a más de 10.000 estudiantes a aislamiento debido a infección o cuarentena por exposición. En todo el estado, Florida reportó 23 mil 335 casos de coronavirus el martes, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades. El Departamento de Salud reportó 17.096 hospitalizaciones por COVID-19. 

Digiqole ad

Noticias relacionadas