Pérdida de gubernatura de Evelyn Salgado Pineda, una posibilidad latente.

Aunque los operadores políticos de Mario Moreno Arcos esperan con optimismo un fallo favorable de parte del Tribunal Electoral a la impugnación de la elección para gobernador celebrada en Guerrero el 6 de junio pasado, los verdaderos pronósticos de que esto ocurra son inciertos, no obstante, no dejan de ser “preocupantes”, como bien sostiene el diputado federal por el Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña. pues las amenazas constantes de Félix Salgado, padre de la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda, contra los consejeros del INE y el Trife, podrían desencadenar que se revocara el triunfo de la candidata de Morena y se convoque a nuevas elecciones en los próximos días. 

 Tras el fallo del Tribunal Electoral estatal que favoreció a la candidata de Morena, en Guerrero Mario Moreno y los partido que lo lanzaron como su candidato, PRI y PRD, llevaron (el 25 de julio pasado) la impugnación de la elección de gobernador del 6 de junio al el Tribunal Electoral federal y presentaron como pruebas irregularidades similares a la de Colima y Tabasco, pero orquestadas desde las cúpulas del poder federal y pruebas de la inducción directa al voto por parte del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a favor de los candidatos de su partido, Morena. 

 Si el Trife fallara a favor del PRI y PRD ocurriría lo mismo que en Colima y Tabasco:  también se revocaría la Constancia de Mayoría otorgada a Evelyn Salgado y se convocaría a nuevas elecciones extraordinarias. 

 Por tal motivo es que el diputado federal del PT, Gerardo Fernández Noroña, dice que en Guerrero “el asunto está que arde”, en franca alusión a que podría caerse la gubernatura otorgada a la hija de Félix Salgado. 

Digiqole ad

Noticias relacionadas