Por desacato y omisiones, fue destituido el contralor: Regidores

 Por desacato y omisiones, fue destituido el contralor: Regidores

 

*Las anomalías y violaciones que cometió Francisco Torres Valdez quedaron asentadas en un dictamen jurídico que consta de 64 hojas

Acapulco, Gro., 27 de agosto de 2021.- El extitular del Órgano de Control Interno del municipio, Francisco Torres Valdez, además de haber incurrido en anomalías y violaciones al Reglamento Interno del Ayuntamiento, ha lanzado una serie de improperios y mentiras para hacer creer que es la víctima, advirtieron regidores de distintas fracciones políticas.

Los representantes populares Hugo Hernández Martínez (Morena), Luis Miguel Terrazas Irra y Ricarda Robles Urioste (PRI), Roberto Carlos Ortega González (PT) y la independiente María Guadalupe Cortés Mendoza, dejaron claro que en sesión plenaria se acordó destituir al excontralor por desacato al máximo órgano del Ayuntamiento y por incurrir en omisiones en el cumplimiento de su deber.

En conferencia de prensa realizada en la Sala de Cabildo “Juan R. Escudero”, el primero en emitir su opinión fue el edil Hugo Hernández. Detalló que la causa del porqué tomaron tal determinación fue “exclusivamente jurídica”, como se asentó en un dictamen que consta de 64 hojas.

Precisó el regidor que el ahora excontralor Torres Valdez violentó el decreto 771 del 30 de julio del 2018, publicado en el Periódico Oficial del Estado, que en su Artículo transitorio 4to. señala que “una vez instalado el órgano de Control Interno, en un lapso no mayor de 15 días naturales, deberá informar al Ayuntamiento la forma en que se organizará para el cumplimiento de sus funciones”.

Asimismo, violó el Artículo 241-F, en su inciso 25, donde se señala que era su obligación emitir el Código de Ética de los Servidores Públicos Municipales y las Reglas de Integridad para el Ejercicio de la Función Pública, los cuales nunca presentó al pleno del Cabildo.

También incumplió con rendir un informe anual de actividades ante el Ayuntamiento, como lo ordena el Artículo 146 #2 de la Constitución Política del Estado de Guerrero; tampoco presentó un Plan de Trabajo, negándose en todo momento a comparecer ante el Cabildo, cuando era su obligación por ley.

“Otra de las violaciones que observamos, es que había hecho una serie de declaraciones a través de los medios de comunicación en el ejercicio de sus funciones, violando, en primer lugar, el principio de imparcialidad y vulneró el principio de confiabilidad”.

Mientras que el regidor Luis Miguel Terrazas sostuvo que la determinación del Cabildo en pleno, “fue fundamentada en las violaciones y omisiones que hizo el excontralor a la Ley que da vida al Órgano de Control Interno; y todas estas violaciones y omisiones están debidamente sustentadas en el dictamen que emite la Comisión de Gobernación, y que posteriormente avala el pleno del Cabildo”.

Continuó diciendo que “el interés supremo que tiene este órgano colegiado era y es, como se había recibido la administración y como la vamos a entregar, cosa que, argumentando la autonomía técnica a la que tiene derecho este órgano de control, se negó siempre a acudir al llamado que hacía el cabildo”.

Agregó el edil priista que “nosotros lo convocábamos con un orden del día para saber cómo se había recibido la administración, no para decirle como hacer su trabajo”.

Puntualizó que toda persona con una responsabilidad pública y manejo de recursos, debe ser auditado por los órganos fiscalizadores; en consecuencia exigió que los señalamientos de presuntos actos de corrupción cometidos por algunos servidores públicos se investiguen hasta sus últimas consecuencias, y de haber algún responsable, que se aplique todo el peso de la ley para que no haya impunidad.

Digiqole ad

Noticias relacionadas